Cuatro recetas para hacer con niños

por | Mar 27, 2020 | Recetas | 0 Comentarios

En el momento de escribir este post me encuentro en cuarentena con 2 niños en casa, sin salir, sin contacto con una abuela que le de unas chuches a escondidas, con un padre también en casa con teletrabajo y sin la posibilidad de cumplir caprichos inconfesables a los peques, así que me toca ser la bruja buena por una vez en el cuento.

Con estas circunstancias me pareció oportuno recopilar una serie de postres que en mi casa no son comunes, a excepción de uno, pero son productos que en muchos hogares son habituales, os propongo sus versiones más saludables y más zero waste. Dedicando un ratitio divertido con los niños podéis hacer casi magia culinaria.

Mis propuestas son las siguientes:

YOGUR CASERO

Este es habitual en mi casa y por eso tengo que hacer mezclas exóticas para despertar la atención de los más peques.

Su receta ya está en otro post accede a través de este enlace RECETA YOGUR.

NATILLAS CASERAS

He elaborado mis natillas caseras a partir de la harina de maíz tradicional, en mi caso a partir de una harina de maíz ecológica libre de transgénicos y procedente de una variedad de maíz que en Galicia se usa desde muy antiguo para uso alimentario, es un maíz escogido y que se guardaba para el pan las empanadas y para añadir a las papillas de los bebés.

Simplemente harina de maíz molida de forma tradicional.

Ingredientes:

  • 2 yemas de huevo.
  • 600 ml de leche.
  • 40 g de harina de maíz (puede fécula de maíz).
  • Azúcar  la receta habla de 125g de azúcar pero con 80-100 g debería ser suficiente.
  • Rama de vainilla.
  • Ralladura de limón.
  • Galleta (opcional).
  • Canela (opcional).

Por un lado calentamos la leche con la ralladura y la vainilla para aromatizar.

Por otro mezclamos  las yemas, el azúcar la harina y 2-3 cucharadas de leche fría, cuando esto esté bien mezclado añadimos la leche caliente y aromatizada.

Calentamos a fuego lento removiendo sin parar hasta que espese.

Vertemos en botes ponemos una galleta y un poco de canela.

Dejamos enfriar en nevera.

NOTA: la textura es un poco más rustica que unas natillas hechas con maicena, debido al grosor de una harina de maíz molida en piedra.

Hemos dejado de utilizar 4-5 botes de plástico que contendrían unas natillas envasadas.

NOCILLA

A mis hijos les encanta la nocilla pero solo la catan en cumpleaños, casa de los amigos, casa de la abuela o cuando la hacemos en casa. Esta receta está bien para pasar una tarde entretenida y experimentar con los peques, es un proceso largo y está muy bien para que ellos valoren el trabajo de elaboración de los productos y que conozcan el ori9gen de los mismos.

Lo más interesante suele ser el de pelar y tostar las avellanas. Nuestras avellanas las trajo la abuela hace muchos meses, las recogió en un paseo por el monte, en los bosques gallegos de ribera tenemos aveleiras (avellanos silvestres que crecen de forma natural) sus avellanas son pequeñas pero son un regalo de la naturaleza con la que  hemos aprendido donde crecen las avellanas, como lo hacen, que no es un árbol sino un arbusto, que necesitan lugares húmedos para crecer…. Hemos apreciado que un fruto seco en estado natural puede durar años en buen estado y… mucho más.

Hemos cascado las nueces hasta con un martillo y después las hemos tostado en una satén, puedes hacerlo en el horno es más cómodo pero menos visual, esto permite eliminar la piel y apreciar los aromas de sus aceites, todo un placer para los sentidos. Para simplificar la receta las puedes comprar peladas y tostadas.

Ingredientes:

  • 50 g de avellanas si son tostadas mucho mejor.
  • 50g de cacao puro.
  • Una pizca de sal (la sal es un potenciador del sabor del chocolate estupendo).
  • 50g de leche, del tipo que quieras.
  • 15g de azúcar (prueba y pon a tu gusto la miel u otros edulcorantes naturales).
  • Vainilla en la versión que queráis (aromatizar la leche, azúcar avainillado natural, o incluso aroma natural de vainilla).

Trituramos las avellanas tostadas o al natural.

Mezclamos todos los ingredientes, dejamos enfriar y listo.

NOTA: la receta es una cantidad pequeña porque este producto está hecho con leche y sin hornear por lo tanto es un producto perecedero, más si como en mi caso usas leche fresca.

Evita que los ingredientes vengan en plástico y utiliza la receta para el aprendizaje de la magia de combinar la cocina y la naturaleza.

GELATINA

La gelatina de sabores artificiales es un producto que no me gusta nada pero que a  uno de mis hijos le encanta, le he explicado su origen pero de momento igual, asique hemos decidido que las pocas veces que entra en casa lo hará en forma de sobre y por supuesto nunca en bote de plástico.

Ingredientes:

  • Un paquete de gelatina de sabores

Asique solo puedo deciros que sigáis las instrucciones del paquete y listo, es una buena oportunidad para que ellos se familiaricen con la cocina y aprendan a cocinar jugando, los procesos de solidificación, combinaciones químicas… La cocina es un laboratorio en el que aprovechamos procesos químicos, biológicos y físicos al alcance de todos.

NOTA: Aprovecha tu cocina para jugar con la ciencia. Esta opción ayuda a reducir el uso de botes plásticos, ya que suelen venir en sobre en los que se utiliza una cantidad mucho menor de plástico, de energía en el transporte, deja una menor huella que el mismo producto en otro formato.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *