10 REGALOS SOSTENIBLES Y ZERO WASTE

10 REGALOS SOSTENIBLES Y ZERO WASTE

Después de los días de consumismo más señalados Black Friday, Noche Buena y Reyes, San Valentín, día de la Madre, día del Padre, cumpleaños… Somos fugazmente conscientes del consumismo del que somos víctimas, y de cómo el hecho de decirle a alguien que lo queremos, se ha transformado en un valor económico de los sentimientos y de las emociones. Todo esto además, se transforma en un consumo de recursos y una generación de residuos de dimensiones incalculables. En estos días consumimos,  consumimos y consumimos sin límite, sin razón y sin criterio. Muchas veces este consumo tiene consecuencias en nuestra economía familiar, otras veces satura nuestras casas de objetos innecesarios que ocuparan espacio y tiempo de nuestras vidas, otras veces crea recelos entre nosotros, porque no son lo que esperábamos... Yo me pregunto con frecuencia si tiene sentido todo esto, y la respuesta es NO.

Voy a contaros una anécdota personal, fruto de dejarme llevar por una sociedad que navega sin rumbo.  Mi hijo mayor cumplía 4 años, él siempre ha sido muy sociable, así que esto implica que te inviten a todos los cumpleaños de clase, desde que eres bien pequeño. Por lo tanto cuando cumplió 4 años decidimos hacer el cumpleaños de rigor, parque de bolas, merienda de chuches y regalos a decisión del grupo de invitados. Por exigencias del guion invitamos a los niños que lo habían invitado a él.  Puedo decir que fue un cumpleaños desastroso, sin ninguna duda, para no repetir.

Primero al protagonista no le gusta ser protagonista, ni le gusta el ruido, ni le gusta que lo busquen demasiado, así que el que tenía que disfrutar, no lo hizo. Segundo cuando llegó la hora de los regalos lo sientan en una silla y le dan regalos a diestro y siniestro, con envoltorios bolsas, lazos… Todavía siento hoy una vergüenza espantosa por haber realizado semejante esperpento. Para lo que sí me ha servido, es para no repetirlo, para saber lo que no me gusta y darme cuenta en mis propias carnes de lo que supone llevar todos esos trastos para casa (regalados con cariño sin duda), lidiar con la borrachera de los excesos y ahora poder hablar desde dentro.

Esta anécdota es extrapolable a muchas situaciones, cuando yo era pequeña la cena de noche buena era bacalao con coliflor o pollo guisado, de postre turrón, piña y avellanas; a Papá Noel no se le ocurría venir a Galicia a traernos regalos. Con esta sencillez y austeridad, yo recuerdo las noches buenas con una ilusión y una emoción igual o mayor que la de mis hijos.

La sociedad ha cambiado y los hábitos también, por eso debemos marcar el rumbo del consumo, yo os propongo algunas ideas para que estas fechas que se acercan no hieran nuestro planeta y sin embargo podamos decir a las personas más cercanas cuanto las queremos y mantener la ilusión de los pequeños y los mayores. Yo te propongo que estas fechas utilices los regalos para que otras personas conozcan que otra forma de consumir es posible, para implementen es sus casa hábitos zero waste, para que prueben cosas que sin una pequeña ayuda nunca probarían, en definitiva para que cada vez seamos más los que participamos en el cambio.

 Te advierto que hay que ser valiente, pero vale la pena.

10 ideas de regalos sostenibles y zero residuo:

 1  Los Reyes Magos este año pueden ser sostenibles y traer regalos de segunda mano, envueltos en papel de periódico o en cualquier material que antes haya servido para algo. Además de lo que nos traen nos regalan  Reducción, Reutilización y Educación.

 2  Podemos regalar tiempo para sí mismos a esas personas que lo necesitan, una mamá que no tiene un rato para el silencio, un cuidador o cuidadora que no dispone de un rato para hacer alguna actividad, realizar un trabajo para otra personas, estos son regalos que no tiene coste económico y que significa un gran amor por alguien.

3 Un libro sobre limpieza sin tóxicos, sobre temas sociales o ambientales, el impacto de consumo de recursos seguro que vale la pena.

4  Un pack de productos consumibles, para una limpieza zero waste, para una compra sin plástico, colada sin residuos

5   Una cajita con los alimentos que más le gustan, una cesta de frutas, una selección de cervezas o una simple botella de vino.

6  Un producto o un pack de productos artesanales de cercanía donde cuentes la historia de las personas que lo hacen.

7  Productos reutilizables, una botella para el agua, un termo para el café, un pack de comida en la oficina sin plástico, o un simple envoltorio para llevar nuestros aperitivos.


COMPRAR

8  La cosmética es un regalo clásico, dale la vuelta y que sea sin plástico, sin tóxicos y de cercanía.¿No crees que un cepillo de dientes de bambú y una pasta de dientes minúscula que le durará 2 meses y que además podrá recargar es algo original?

9  Los regalos menstruales son uno de mis favoritos, porque suponen complicidad, atrevimiento y cariño. Una copa menstrual para esa amiga que sabes que no acaba de decidirse o una braga menstrual, introducirla en el mundo de las compresas de tela… son regalos valientes, pensados y muy valiosos, para el que lo hace, para el que lo recibe y para el planeta.

10 Un desayuno saludable y delicioso, una comida…

Cada pequeño gesto cuenta para lo malo y lo bueno, si todos contribuimos a cargar nuestro planeta de basura, sin duda, nuestro planeta será un vertedero en lugar de un hogar.

Esta Navidad no regales basura.

#reduce tu huella

Todos los comentarios

Leave a Reply