RECETA DE YOGUR

RECETA DE YOGUR

  Desde que tengo niños siempre he tenido en mente comprarme una yogurtera para hacer yogures en casa, pero todo el mundo me decía: “es el típico aparato que se  compra y después de unos cuantos usos lo aparca en la parte menos accesible de la cocina”, pues ahora puedo decir que NO es cierta esta afirmación. Pero sin embargo tardé años en llegar a esta conclusión, antes estuve años comprando yogures en cristal y en botes de plástico generando cantidades de plástico indecentes, botes de plástico de buena calidad para un único uso, eso me daba dolor de conciencia, por 2 cosas: el plástico generado y los aditivos innecesarios que estos contenían. 

  Un día comenté en mi grupo de amigas esta inquietud y una me dijo: “NO COMPRES mi madre tiene una antigua sin usar hace años” y ahí me la trajo, la típica yogurtera Moulinex de los 80 y enamorada me tiene desde hace unos 4 años.  El único problema que me he encontrado en este tiempo es que se me han roto un montón de vasos, porque además de usarlos en casa, suelo llevarlos a casa de mis amigas como merienda para todos los peques, también utilizo este exquisito yogur como base de postres en verano, así que los vasos van de un lado a otro, y con estos trajines me he quedado escasa en vasos.

  Después de probar varias cosas que no me convencían del todo,  esto lo he solucionado de forma muy sencilla, reutilizo los vasos de cristal de yogures comprados en otra época y los tapo con los envoltorios de algodón orgánico cubiertos de cera de abeja, y me han quedado un invento la mar de chulo.

El envoltorio de tamaño pequeño de Renaturis, de 20x21cm te da para 4 tapas, mi recomendación es que pongas el envoltorio en el congelador unos minutos y una vez que ha adquirido consistencia lo puedes cortar fácilmente como si se tratara de un folio, si tienes unas tijeras dentadas el resultado es mucho mejor.

 

yogures caseros

AÑADIR A MI CARRITO

Después de la larga introducción os contaré que el meollo de la RECETA:

Tiempo de ejecución: 5 min.
Tiempo de reposo: 8 h aproximadamente.
Dificultad: mínima.

Ingredientes para 7 yogures (1l de yogur):

·         Leche refrigerada pasteurizada 8 (con conocida como leche fresca) mejor que la leche UHG (la textura y el sabor conseguidos con esta leche es mucho pero). Yo uso leche entera, porque la textura obtenida es más cremosa pero puedes usar la que quieras.

·        Un yogur, bien de los que ya has hecho anteriormente (reutilizar hasta 4 veces) o un yogur comercial, yo utilizo un yogur griego porque queda cremosos suave y con poca acidez pero depende de los gustos.

Utensilios:

·         Recipiente para calentar la leche

·         Batidor manual.

·         Recipientes para dejar reposar la mezcla y posteriormente guardar el 

 El uso de la yogurtera es opcional porque lo único que hace esta es mantener el calor, puedes dejarlos reposar cerca de un radiador, dentro del horno eléctrico después de haber cocinado, en un lugar templado y bien tapados… En mi caso tengo calefacción eléctrica y en invierno utilizo una estantería que tengo encima de un radiador, los dejo por la noche y por la mañana están perfectas. Si la elaboración de yogures se convierte en un acto cotidiano la yogurtera en una buena opción por comodidad.

Ejecución:

1.       Caliento la leche fresca hasta 45 grados (introducimos el dedo en la leche y contamos hasta 10 y cuando llegamos hasta 10 en ese punto nuestro dedo meñique debe tener la sensación de que quema, otra opción cuando en los borde la leche empieza a burbujear de forma suave o con un termómetro apto para la cocina) y retiramos del fuego.
2.       Añadimos 2 cucharadas de yogur a la leche templada y removemos muy bien, esta es la clave para evitar los grumos.
3.       Vertemos en los vasos esta mezcla y estos los colocamos a temperatura constante de 40 grados unas 8 horas aproximadamente (yogurtera, horno templado…)
4.       Una vez fríos introducimos en la nevera.

  Yo suelo consumidor estos yogures en 15 días, pero te aseguro que si el yogur no está bueno lo sabrás perfectamente sin necesidad de fechas de caducidad.

  Los yogures de este tipo son suaves, cremosos y deliciosos, son ideales para consumir con mermelada casera con cereales, frutos secos…Si añades una crema de piña casera o de mango con un punto crujiente, que puedes conseguir con cereales o con galleta, te aseguro que tendrás un prostre de éxito.

 Existe también la posibilidad de hacer esto yogures en botes que no sean de cristal, en pequeños recipientes de acero con tapa de silicona o pequeños tuppers de plástico que ya tengas en casa, o simplemente cambiarlos a botes que no se rompan si sales de casa con ellos, el parque el cole, la oficina…

  A nivel de reducción de residuos este es un acto realmente muy interesante, tú imagina: en mi casa hay dos niños y les encantan los yogures, supón que comen 1 cada dos días, al cabo del año son 365 botes de yogur si multiplicas esto por los niños que conoces que le gustan los yogures…. pues, tú mismo puedes hacer la cuenta.

  Mi filosofía es que no pasa nada porque de vez en cuando coman un yogur de sabores o algún postre lácteo, son niños y viven en una sociedad de consumo, restringir en exceso o convertir a nuestro hijos en bichos raros aislados de una realidad, que a algunos padres no nos gusta no es según mi criterio muy acertado, pero creo que deben entender la consecuencia de sus actos y que reducir la cantidad de residuos es la única opción para mantener nuestro planeta tal y como lo conocemos hoy.

 RECUERDA SIEMPRE QUE CADA PEQUEÑO GESTO CUENTA

Todos los comentarios

Leave a Reply